¿Como usar una cafetera italiana?

El funcionamiento de una cafetera italiana es muy sencillo. Claro que si nunca has usado este tipo de cafeteras puede que te lo estés preguntando. Este tipo de cafeteras de toda la vida seguro que son reconocidas por personas de generaciones anteriores, estamos seguros que mucho jóvenes de ahora no han tenido mucho contacto con ellas.

Pues por eso mismo aquí estamos, para resolverte las dudas, y en definitiva como poner al fuego una cafetera italiana para degustar un magnífico café recién hecho.

Si quieres aprender a hacer un café perfecto con una cafetera italiana te recomendamos seguir estos sencillos pasos y verás que fácil es.

Si estás pensando en comprar una cafetera de estas nosotros te recomendamos algunas de calidad con la que seguro degustarás un buen café. 

Antes vamos a ver algunas cosas interesantes como las partes, los accesorios y demás..

Las partes de una cafetera italiana

La tapa

Como su nombre indica toda tapa evita que el contenido se salga del recipiente, pues ahí es donde este parte hace su función, especialmente cuando el café está en su momento de salida donde este salpica y podría salirse sin o existiera una tapa.

El cuerpo superior

Esta parte es el recipiente donde la infusión de café se almacena cuando sale durante el proceso en el que se prepara. 

El filtro

Lugar donde depositamos el café molido.

Y la base

Lugar donde se pone el agua. El fuego calienta esta zona haciendo que el agua se evapore y pase por el café del filtro infusionando y saliendo por la pieza superior de la cafetera.

¿Como preparar el café?

Paso 1

Para la preparación primero desenroscamos la cafetera para dejar las tres partes separadas, rellenamos con agua la base de la cafetera, preferiblemente con agua embotellada. Es preferible con agua mineral por la cal. La rellenamos hasta el nivel de la válvula

Colocamos el filtro y comprobamos que el filtro no quede flotando y el agua no debe traspasar el filtro.

Paso 2

Añadimos dos cucharadas de café molido por taza. Para conseguir un buen sabor es importante no presionar el café molido de acabamos de depositar. Así facilitamos que el agua se filtra a través del café. 

Nivelar el café para evitar que el vapor pase por las zonas con menos densidad y perdamos parte del sabor que queremos conseguir.

Enroscamos a continuación el cuerpo superior a la base.

Paso 3

Poner a fuego alto con la tapa abierta. Cuando empieza a salir el café reducimos la intensidad del fuego y bajamos la tapa.

Si prefieres un café intenso usa un fuego lento para demorar el paso del vapor por el café consiguiendo la intensidad que buscamos.

De lo contrario, si prefieres un sabor más suave, eleva la potencia del fuego.

Cuando empiece a sonar sin dejar hervir, apagamos el fuego.

Removemos el café recién hecho y ya podemos degustarlo.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *